Cómo te ayudará el ser agradecido

Dar las gracias (en el ámbito de  Calidad de Servicio) es vital cuando de generar una buena imagen se trata. Eso no tiene discusión. Debemos hacerlo como clientes y más aún como proveedores de un servicio. Dar las gracias para mí, es sinónimo de respeto y estima hacia el prójimo. Es reconocer el valor que nos aporta la presencia del otro. Me enseñaron mis padres de pequeño dos palabras mágicas que abren muchas puertas y son: “Por favor” y “Gracias“, es melodía para los oídos. Cualquier persona que trabaje con clientes JAMÁS debe olvidar esto.

Del mismo modo existe el agradecimiento interior. Tal vez el más importante, porque nos permite estar bien con nosotros mismos, factor indispensable para poder reflejar ese bienestar a la gente a nuestro alrededor. Es el momento en el que regresamos a la “zona de confort” para reforzar y afianzar nuestros principios y valores. Es ese, el punto de apoyo diario, el trampolín motivador para enfrentar los retos y descubrir nuevas oportunidades, donde vemos un poco el retrovisor y revisamos lo obtenido, donde nos damos cuenta del avance en el camino recorrido y dónde disfrutamos de todo lo que nos rodea.

Ser agradecido pareciera ser sencillo para todos, sin embargo, es una cualidad de pocos. Si estás leyendo hoy estas líneas lo más probable es que seas de los que agradecemos a diario por las cosas importantes de la vida, si no, te invito con mucho cariño a disfrutar del bienestar de agradecer. No olvides al momento de dar gracias incluir: tus padres, que han sido tus mejores consejeros (aunque a veces no nos damos cuenta de ello), tu salud, sin ella es imposible trabajar por tus sueños. Tus ideales, esos que te orientan cuando pareces un poco perdido. Gracias a los seres que amas por estar cerca de ti (nunca sabes cuando estarás lejos de ellos). Tus amigos, siempre están allí cuando los necesitas. Tu familia, espos@, hijos, hermanos, primos, etc., son parte de tu vida y de tu felicidad. A Dios o cualquiera que sea tu guía espiritual.

Por último vamos a dejar claro la diferencia entre estar agradecido y ser conformista, hay personas que pueden confundir los términos. El conformista efectivamente da gracias a lo que tiene pero no avanza en sus propósitos de vida, piensa que ya ha logrado suficiente y no hay nada mas allá de eso. La persona agradecida se siente bien consigo mismo y su entorno, es feliz con lo que tiene (sin que esto detenga sus anhelos), esto es precisamente lo que le permite seguir avanzando y trabajando por sus sueños.

Concluyo dando una humilde sugerencia:

Da gracias, aprende de los errores y avanza. La decisión siempre la tienes tú.

A ustedes mis lectores, GRACIAS por leer y compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *