¿Cómo mantener a tu equipo altamente motivado?

Una de las pricipales razones por las cuales tu equipo de trabajo puede abandonarte es la falta de motivación dentro de la organización, esto agregado al exceso de trabajo, fechas compromiso, relación con los clientes, entre otras. Las consecuencias de un equipo de trabajo desmotivado son difíciles de revertir y es mejor evitarlas. Cabe destacar que un equipo desmotivado es sinónimo de mal servicio. Los pilares de la Calidad de Servicio están centrados en la gente y en cómo se siente. Dar servicio de calidad dejará de ser tu identidad si no mantienes a tu equipo con altos niveles de motivación.

La buena noticia es que esto se puede lograr con simples pasos que podemos practicar todos los días. Como líderes debemos tener en cuenta siempre que la motivación del equipo es nuestra responsabilidad, de hecho es una de las características fundamentales de un buen líder.

El primer paso es para mí el más complicado de ejercer por los líderes y es DAR EL EJEMPLO. No puedes pedir motivación si tú como líder de la organización estás decaído. La sonrisa debe ser parte fundamental de tu atuendo diario.

2.- Pide ayuda. Dar órdenes todo el día es cuestión de jefes, en lugar de ello los buenos líderes solicitan el apoyo del equipo.

3.- Escucha. Recuerda trabajas con personas, escucha sugerencias y opiniones de tu equipo. Jamás demerites a nadie que aporta una idea, puedes desmotivarlo de inmediato.

4.- Recompensa. Aplaude y reconoce las buenas acciones del equipo. Haz reconocimiento público o privado, envía un email, una llamada telefónica, una palabra de aliento. Las recompensas por un buen trabajo no sólo se basan en el dinero.

5.- Agradece. Vinculado con el punto anterior, regularmente agradece las acciones buenas del equipo. Haz hincapié en la forma como contribuyen con el desarrollo de la organización.

6.- Rompe la rutina. En ocasiones rompe el protocolo. Discutan los objetivos del mes, por ejemplo, con un buen almuerzo o un desayuno acompañado de una buena taza de café.

7.- Fomenta el desarrollo profesional. Estimula a tu gente a mejorar cada día, promueve planes de desarrollo personal y profesional dentro de la organización. Promueve el crecimiento de otros líderes en tu equipo.

8.- Mantén una visión clara. La misión y visión de tu empresa siempre tiene que estar clara en la mente de todos tus colaboradores. Un equipo que no sabe hacia donde va seguramente estará desmotivado.

9.- Genera nuevos retos profesionales. Una persona que a menudo tiene un nuevo reto mantendrá su motivación al tope. Asigna un proyecto, una nueva tarea o actividad, una nueva responsabilidad. Ten cuidado de no sobrepasar los límites puedes causar el efecto contrario.

10.- Estimula el trabajo en equipo. Saber que contamos con el resto del equipo en las buenas y en las malas genera confianza. Piensa en el bienestar colectivo y jamás pongas tus intereses personales por encima del equipo. Recuerda los buenos líderes asumen los errores del equipo y otorgan al conjunto las victorias.

Utiliza estas simples herramientas y nunca dejarás de tener un equipo de trabajo altamente motivado, los resultados son increíbles. La práctica hace al maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *